El viaje interior

Publicada en

Muchas veces se dice que la sonrisa es el espejo del alma y con esto nos estamos refiriendo a que todo lo que reflejamos en el exterior viene del interior . Como nos sentimos por dentro es lo que vamos a exteriorizar fuera , cuántas veces te has dicho …Yo no puedo, yo no soy lo suficientemente bueno, este problema me supera… Alguna vez en nuestra vida estas afirmaciones han invadido nuestra mente.

Y déjame decirte una cosa, solo son historias que nos hemos ido contando desde nuestra infancia y las hemos convertido en creencias, experiencias aprendidas que limitan nuestro desarrollo potencial e impiden que alcances aquello que deseas. Esto se debe a  que antes de una acción hay un pensamiento y los pensamientos se sustentan en tus creencias.

“Las batallas se liberan fuera, pero las guerras se ganan dentro”

Ej : “Alguien nos dice que no podemos” Esta creencia ha sido programada en nosotros desde el ambiente familiar, social y emocional para que seamos de una determinada manera, de la que ni siquiera nosotros somos conscientes.
Por todo esto y sobre todo cuando estemos perdidos en la vida, sigamos a nuestro corazón, sigamos nuestra intuición y dejemos que Dios y el universo hagan el resto, ya que de esta forma vamos a disfrutar en plenitud del día a día y podremos centrarnos en aquellos detalles que mueven nuestras emociones, como una sonrisa sincera de un amigo, un abrazo a tu padre o a tu hermano, un beso a tu madre o un te quiero a tu novia.

Por tanto, si trabajamos nuestra paz interior y conseguimos compartirla con el exterior estaremos iniciando el camino hacia un mundo en armonía en el que todos nos sintamos parte importante de él.